Editorial

La falta de institucionalidad y la debilidad en nuestras instituciones

Jesus Batista Suriel

La falta de institucionalidad y la debilidad en nuestras instituciones, permitió que la putrefacción se extendiera hasta el Congreso para reformar la constitución exclusivamente para permitir una nueva respotulacion del presidente de turno, y ahora pretenden modificarla de nuevo para los mismos fines y con el mismo actor. Pero claro, mientras sigan ganando elecciones, modificando la constitución y debilitando las instituciones no tienen de que preocuparse.

Definitivamente cuando analizamos el sistema político y donde lo están llevando con este esquema clientelar, no queda otra salida que apostar a una coalición, alianza o pacto que defienda y respete los principios constitucionales, la soberanía nacional, la familia, la vida y realice las reformas económicas y sociales que deben llevar el país adelante.
Si bien es cierto que nuestro problema como país es que no tenemos instituciones fuertes, que sirvan de control y contrapeso a los gobiernos de turnos, ojalá algún día tengamos un electorado que castigue y que haga a sus políticos responsables de los saqueos, violaciones constituciones, traición a la patria y demás violaciones a las leyes y la constitución.

“En las sociedades regidas por una lógica clientelista los niveles de protesta tienden a ser más bien escasos. El individuo acepta las situaciones injustas, tiende a desconfiar del Estado y de las instituciones y a buscar la solución individual renunciando a la lógica, la racionalidad o la aplicación de las leyes”. Cesar García M.

Noticias Relacionadas

De fracaso en fracaso con la seguridad ciudadana

admin

Cultura de corrupción está tomando el control de nuestras fronteras.

admin

La hookah, ¿hasta cuándo?

admin

Deja un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.