Opinión

Una cultura de invasión

Por: María del Carmen Molina Chavier

A propósito de las afirmaciones y los acontecimientos protagonizados por diversos sectores en la actualidad respecto a la negación de que Haití es una amenaza contra RD, nuestra integridad territorial e identidad cultural y seguridad, en fin, contra todo lo que significa ser dominicano y RD en si como nación. A causa del malestar que le puede generar a una persona cuerda y que utilice la lógica, que le nieguen una realidad que sus ojos ven a diario, en estos días me he dedicado a repasar la historia dominicana, leyendo y buscando explicaciones mas objetivas que las que algunos sectores nos brindan sobre el tema.

Talvez inconscientemente buscando un poco de consuelo para aliviar el sentimiento que he tenido en los últimos días de que nuestra nación esta repitiendo la misma historia que vivió con Haití antes de su independencia, pero como ni autoengañarme, ni engañar a los demás nunca han sido oficios que se me den muy bien por eso debo decir que contrario a lo que plantean algunos sectores toda alarma sobre invasión haitiana en la actualidad se queda corta, pues como dijo Maquiavelo ´´estamos marchando a nuestra propia ruina´´. El libro ´´MANUAL DE HISTORIA DOMINICANA´´ del historiador Frank Moya Pons, 14ª edición, impreso en Republica Dominicana, editora Búho, C. POR A., ISBN 978-9945-16-199-I, ha sido mi mejor fuente y aliado para comprobar como es que estamos repitiendo nuestra propia historia.
Pugnas entre gobernadores, colonos y la Corona, diferencias entre España y las demás potencias de Europa, el movimiento de La Reforma, el enfrentamiento del Rey Carlos V con las demás naciones europeas, en especial con el Rey Francisco I, así fue como comenzaron los problemas económicos y de seguridad en la segunda mitad del siglo XVI para las Colonias Españolas en el Caribe o Las Indias, sobre todo en la Española por ser considerada por los enemigos de España como la Colonia mas importante de España en Las Indias.

Desde el año 1513, ingleses y franceses empezaron a causar daños a los barcos españoles que salían de Las Indias hacia España, a causar daños en las ciudades de la Española y también iniciaron el contrabando de negros y otras mercancías, Azua y Ocoa fueron villas asaltadas por los corsarios, mientras que Puerto Plata se había convertido en el centro de contrabando de la Española, la villa de Santo Domingo también fue saqueada al mando de Francis Drake, quien se encontraba apoyado por la Reina Isabel I.
Puerto Plata, Monte Cristi, la Yaguana llamados La Banda Norte se convirtieron en el verdadero dolor de cabeza de las autoridades coloniales y de la Corona Española por el contrabando indiscriminado que allí se producía con franceses, ingleses y portugueses. También porque el trato y el intercambio cultural que se producía a causa del contrabando empezó a general un caos, pues los pobladores de la española ya no se sometían obedientemente a las costumbres y leyes de la Corona Española, como los pobladores de otras Zonas. Estos acontecimientos dieron lugar a las famosas ´´Devastaciones de Osorio´´.

Las ´´Devastaciones de Osorio´´, solo sirvieron para remediar un poco el problema del contrabando de La Banda Norte, pero esto no evito o mejor dicho esto favoreció que la Isla Tortuga fuera invadida por enemigos de España (franceses, holandeses e ingleses) que buscaron refugio en ella, luego de haber sido atacados en la Isla de San Cristóbal. Así transcurrieron algunos años durante los cuales corsarios y enemigos de España entiéndase franceses, ingleses y holandeses conspiraban constantemente contra La Española, atacaban y saqueaban sus ciudades, las quemaban, apresaban mujeres y esclavos, los franceses invadieron La Tortuga y establecieron allí fortificaciones, pero no solo La Tortuga, sino también las costas del norte de La Española, donde establecieron un centro de operaciones militares, marítimas y comerciales con fines de conspirar contra todas las colonias de España en el Caribe.

Mientras, las autoridades coloniales de Santo Domingo y la Corona Española se concentraban en defender la Isla de la presencia enemiga razón por la cual enviaban militares a la Colonia, enviaban expediciones a La Tortuga con fines de erradicar su presencia, exterminaban algunos y los sobrevivientes se escondían en la parte norte de La Española con sus esclavos y cuando La isla Tortuga era abandonada por las defensas militares de España volvían a la Isla Tortuga, estos hechos tuvieron lugar en los años 1635, 1636 y 1638, con la diferencia de que en el año 1638 los sobrevivientes volvieron a la Tortuga encabezados por un Ingles llamado Roger Flood quien logro imponer su jefatura sobre ingleses y franceses y erradicarse por muy buen tiempo en la Tortuga, en agosto de 1640 entra Levasseur e invadió la Tortuga, debido a las quejas y problemas que existían entre ingleses, franceses y a la vez entre estos dos últimos y su líder Roger Flood.
Como un cliché sucedió en los años 1653, 1654 y 1655, lo mismo que en 1635, 1636 y 1638, en 1653 las autoridades españolas comenzaron a planear un ataque para eliminar la presencia enemiga de la isla Tortuga, esto se cumplió en 1654, nuevamente en 1655 las autoridades abandonaron la Tortuga y otra vez cuando los aventureros franceses se dieron cuenta del abandono de la isla Tortuga empezaron a regresar a la isla.
En 1659 Jeremie Deschamps señor Du Rosseaut, gobernador designado por El Rey de Francia se trasladó a la Tortuga y sometió bajo su poder a sus pobladores. En 1664 Jeremie Deschamps señor Du Rosseaut fue obligado por Francia a venderle sus derechos sobre la isla y designaron como gobernador de esta a Bertrand D Ogeron y la invasión de Francia en La Tortuga ya era oficial, pero no se conformaron con eso, sino que con la finalidad de asaltar la ciudad de Santo Domingo y apoderarse de la ciudad concentraron en La Tortuga los bucaneros y filibusteros que habitaban en la parte Norte de la Española.
En el 1667 asaltaron la ciudad de Santiago de los Caballeros, en vista de su exitoso ataque solicitaron recursos a la compañía para tomar la villa de Santo Domingo y apoderarse de toda la isla, por eso en vez de concentrarse en la Tortuga se fueron adentrando cada vez mas en la parte occidental de la isla. Pero no era suficiente su meta era la isla entera, con tales fines Bertrand D Ogeron decidió ir a Francia para buscar ayuda, en este trayecto justo en el 1676 Bertrand D Ogeron muere y el gobierno queda a cargo de su sobrino Mr. De Pouancay y dentro de sus metas seguía estando pasar a la parte Oriental de la Isla para arrebatársela a España.
No obstante lo expuesto en el párrafo anterior A principios de 1679 los gobernadores de ambas partes de la isla se enteraron de que Francia y España ya habían hecho las paces, surge el Tratado de Nimega que planteaba que los Franceses y Españoles que habitaban la Española también debían dejar de atacarse, con este tratado se abrieron las comunicaciones entre los gobernadores de ambas partes de la isla, pero no duro mucho pues las relaciones se deterioraban cada vez más por las disputas de los gobernadores y habitantes de la isla respecto a los limites fronterizos.
A mediados de 1683 murió De Pouancay y fue sustituido por Tarin De Cussy, quien concentro sus energías en mantener las buenas relaciones con los españoles que habitaban la otra parte de la isla, pero este enfoque no duro mucho tiempo y nuevamente en 1688 y 1689 los franceses hacían planes para arrebatar toda la isla a los españoles. El 6 de julio de 1690 De Cussy entro a la Ciudad de Santiago De Los Caballeros y la incendio.

Desde los años 1697 hasta el 1777 españoles y franceses se la pasaron disputando por las tierras fronterizas, los franceses aprovechando cada mínima oportunidad para ocupar más tierras de las que les correspondían hacia la parte Española de la Isla. El día 3 de junio de 1777 se suscribió el Tratado de Aranjuez, con el cual estaban supuestos a acabarse los conflictos, pero dice el autor textualmente ´´no por ello terminaron los problemas que la coexistencia de las dos colonias tan disimiles como Santo Domingo y Haití debían naturalmente provocar en las tierras de la española´´.

Es importante destacar que para el año 1655 ya existía la nacionalidad dominicana, criollos o mas bien conocidos como españoles nacidos en la isla, aunque era una colonia sumida en una crisis económica muy dura gracias a los enemigos de España que constantemente Vivian amenazándola por considerarla como una de las colonias más importantes de España en el Caribe.
Una de las principales causas de la mala situación económica que vivía la colonia para la época, expreso el autor textualmente lo siguiente: ´´Entre todos los deudores el mayor era el gobierno colonial, que tenia que hacer frente no solo a los gastos extraordinarios para la defensa de la Colonia, tales como manutención de tropas adicionales que recorrían la frontera y la construcción o reparación de la muralla de Santo Domingo´´, esta afirmación me llevo al presente de RD a la situación que vivimos actualmente los dominicanos, hubo días en los cuales leíamos los periódicos nacionales y las noticias solo hablaban del envío de tropas a la frontera para controlar el éxodo masivo de haitianos que a diario pretenden irrumpir en RD, no solo tropas, sino también helicópteros, drones, el reforzamiento de la frontera no ha dejado de ser noticia en los últimos días.
Es obvio que el reforzamiento de la seguridad de la frontera genera un gran aumento en el presupuesto de la nación, sin mencionar que en gran parte pagamos por una pantalla, pues las autoridades no solo se dedican a defender la frontera de la invasión ilegitima de los haitianos, sino que lamentablemente estas autoridades que son enviadas para reforzar las seguridad de la frontera lo cual indiscutiblemente genera un gasto, un aumento en el presupuesto de gastos públicos, lamentablemente se han dejado corromper y venden el pasaje de entrada de los invasores haitianos hacia RD.
Recordemos juntos el titular que dice textualmente ´´Las manos que abren la puerta al trafico de haitianos´´, en el cual no solo se señala a los militares como los responsables del tráfico de ilegales haitianos hacia RD, sino que también se habla de agentes migratorios, fiscales y jueces, este es solo uno de muchos titulares que nos hablan de la complicidad de las autoridades dominicanas con el tráfico de inmigrantes haitianos, ayudando así a la invasión haitiana. Lo expuesto anteriormente lleva mi mente a unas líneas en las cuales dice el autor ´´no es menos ciertos que el afán de lucro de muchos gobernadores sirvió de vía para que los vecinos pudieran violar impunemente las disposiciones oficiales y la población siguiera abasteciéndose conforme a sus necesidades ´´.
No solo debemos hablar del trafico de inmigrantes, sino también del comercio ilícito de mercancías, el trafico y el contrabando de mercancías que se produce en la frontera con ayuda de las autoridades, también la falsificación de cedulas, actas de nacimiento y ha salido a la luz que hay quienes están vendiendo a los haitianos la nacionalidad dominicana.
Se impone resaltar que no solo las autoridades colaboran con las actividades que ayudan a la entrada y permanencia de los invasores de RD, específicamente los haitianos, sino que también existen los malos dominicanos capaces de todo por dinero, tenemos a los que transportan inmigrantes ilegales haitianos, a quienes los contratan por resultar estos mas baratos que la mano de obra dominicana, a quienes les alquilan inmuebles, consumen sus productos, en fin todos los dominicanos que de alguna manera u otra negocian con los haitianos, ayudan a la invasión. A continuación, transcribo el texto en el cual se hace alusión a la misma situación de colaboración con los invasores, en la época colonial ´´son los peores vasallos que V.M. tiene en esta Isla por la forma descarada en que llevaban a cabo sus tratos e intercambios. Muy poco era lo que las autoridades podían hacer para evitar estas relaciones que, aunque ilegales eran provechosas para casi todo el mundo con excepción de la elite comercial de la Ciudad Santo Domingo´´.
Como podemos constatar los malos ciudadanos no solo existen ahora, sino que la misma situación que estamos viviendo en la actualidad, la vivió la colonia de Santo Domingo en aquella época y esta fue un factor desencadenante y de ayuda a la invasión de la colonia española por parte sus enemigos en aquella época.
Es en este contexto histórico y bajo esta cultura que se forma la Republica Haitiana y la mentalidad de sus hijos, cuya independencia se proclama el 1 de enero de 1804, sus hechos precedentes más relevantes fueron la Rebelión de los esclavos en agosto de 1791 y la Abolición de la esclavitud en Saint Domingue 29 de agosto de 1793. Debido a artimañas políticas fuimos invadidos por los haitianos dos veces en 1801 y 1805, pero estas no son la legendaria invasión que todos los dominicanos conocemos, mas bien se puede decir que la invasión haitiana de estos años es prácticamente desconocida.
Ahora hablemos de la invasión haitiana de 1822, la que vive latente en la mente y sentimientos de los verdaderos dominicanos, almenos de los que pudimos estudiar la verdadera historia dominicana y no la versión haitianizada de nuestra historia que manipularon en los nuevos libros entregados por el sistema para que los niños dominicanos estudien en la actualidad.
En los párrafos que veremos a continuación encontraremos grandes fragmentos que transcribí textualmente del autor, en los cuales podemos constatar todo lo contrario a lo que un grupo de malos dominicanos en la actualidad vociferan por las redes y medios de comunicación con el fin de confundir y manipular mentes débiles, sin ninguna prueba que fundamente sus disparatadas, mas que su necedad, su ignorancia y su evidente falta de amor por la Patria. Podremos constatar que la invasión haitiana de 1822 no fue un acto bélico, ni sangriento, sino el resultado de manipulaciones y el desatino de buscar en el lugar equivocado la salida a un callejón en el que nos habían metido los propios invasores.
Como expresamos en los párrafos anteriores vivíamos los dominicanos para esa época una gran crisis económica provocada por los enemigos de España, dentro de los cuales estaban incluidos los invasores haitianos, pero con otro nombre. Por otro lado, Haití era un País prácticamente recién independizado de uno de los imperios mas prósperos de la historia occidental, que hizo de la parte de la isla la Española que le arrebataron a España, una de las colonias mas prosperas. No estábamos en igualdad de condiciones en aquella época los dominicanos y los haitianos, como tampoco están en igualdad de condiciones el Haití de 1822 que el Haití del 2018, mucho menos esta posicionado en la misma situación frente a Republica Dominicana el Haití del 2018, que el Haití de 1822 frente a la Colonia de Santo Domingo.
De los diferentes escenarios enunciados en el párrafo anterior es de los cuales siempre se ha aprovechado Haití para invadir a Republica Dominicana, porque lógicamente cada cual pelea sus batallas conforme a las armas que tiene, aunque hay que adelantar en este párrafo que aun llevándole ventajas en todos los aspectos el Haití de 1822 a la Colonia de Santo Domingo, su invasión en aquella época podría decirse que empezó de una manera hasta fraternal, a saber:
´´De un lado se encontraban José Núñez de Cáceres y los mas importantes miembros de la elite política militar de Santo Domingo encabezando un movimiento en favor de la emancipación dominicana para crear un Estado independiente que se aliaria y buscaría la confederación con la Gran Colombia. De otro los agentes de Boyer, mulatos establecidos en el territorio español con instrucciones de mover los ánimos para pedir al presidente haitiano que pasara a la parte Este donde los dominicanos querían ser independientes de España´´
¿No se parece mucho la actitud de Boyer en aquella época de mover e incitar los ánimos a través de ´´agentes´´ como lo dice específicamente el autor de la población dominicana de aquella época para que poco a poco fueran aceptando y hasta para que ´´pidieran´´ al presidente Boyer que tomara la isla, a la situación que vemos ahora donde los haitianos manipulan a la ONU, a la OEA, entre otras instituciones prohaitianas para que presionen a RD con el fin de que legitimemos su invasión, sino es evitando las deportaciones, es dándole nacionalidad de RD a los apátridas de Haití que claramente son haitianos según su normativa y los tratados de derecho internacional, pero no son dominicanos ni conforme a nuestras leyes, ni conforme a las fuentes de derecho internacional, también obligándonos sin ninguna justificación a aceptar que los hospitales de RD estén llenos de haitianos atendiéndose gratis con los recursos del pueblo dominicano y de haitianas parturientas pariendo más apátridas haitianos en territorio dominicano que a su vez nos estamos viendo obligados a nacionalizar por las mismas presiones ilegitimas internacionales, presionándonos inclusive para que modifiquemos nuestra política migratoria y nuestro régimen de nacionalidad ?
Es obvio que es la misma actitud y hasta peor, pues ya vemos inclusive a dominicanos prestándose al plan sucio de la comunidad internacional de que legitimemos la invasión haitiana en RD, justificándola porque supuestamente ´´no ven invasión´´, sino una simple ´´inmigración ilegal ´´, ´´como la hay en todos los países´´ , ´´como van miles de dominicanos a otros países´´ o supuestamente porque ´´ay no! es racismo´´, ´´es xenofobia´´, ´´vamos a quedar mal internacionalmente´´, ´´es globalización´´, ´´es la modernidad de la época dominicanos´´, o inclusive como se ha visto absurdamente ´´ay no! somos los Nazis del Caribe´´, ´´apartheid y segregación racial´´. Me dan lastima los dominicanos que repiten estos chantajes por ignorancia y porque fueron manipulados, rabia los que los repiten porque es mejor vivir en la luna que aceptar la realidad y asumir compromisos con esta para mejorarla y finalmente me dan asco los dominicanos que repiten estos chantajes por vendidos, por malos patriotas, por sus botellas, sus intereses políticos, su maldita ambición de poder o porque sus inconductas para enriquecerse y estar en el poder son tan despreciables, inimaginables y vergonzosas a los ojos de la conciencia humana que prefieren llevar un pueblo entero a su destrucción y que esto quede bajo sus conciencias (si es que puede haber conciencia en la mente de la mayoría de los políticos como me decía mi difunto abuelo) que enfrentar las consecuencias morales y materiales sus acciones.

Las manipulaciones y agresiones que esta recibiendo RD en la actualidad son incluso peores que las que ocasionaron la invasión haitiana de 1822 y aun así hay un grupo de malos dominicanos, descarados, sin vergüenza, indolentes e idiotas que dicen que no ´´que todo esto es una alarma innecesaria porque no hay invasión´´, ´´Haití no representa un peligro para RD´´, ´´Nos vamos a coger RD sin tirar un solo tiro´´ dicen los haitianos de ahora irónicamente para seguir disfrazando su invasión, o ´´la frontera Dominico-haitiana esta super vigilada y no hay problema´´, solo se nos pasan unos cuantos cargamentos de ajo de vez en mes, según la prensa y también según las encuestas ´´transparentes y oficiales´´ la inmigración haitiana no llega ni a un tercio de lo que todos los dominicanos podemos ver con nuestros propios ojos desde que ponemos un pie en las calles, escuelas publicas y hospitales de RD.

Tranquilo pueblo dominicano ´´porque no hay invasión´´, mientras los ministros y oficiales haitianos vociferan abiertamente por los medios de comunicación que no van a recibir a sus apátridas nacidos en territorio de RD cuando sean deportados, ni darles la nacionalidad haitiana cuando esta es la que les corresponde conforme a derecho y las ONG´S que tanto hablan y difaman a RD por la situación de los apátridas haitianos, exigiéndonos sin ningún derecho que modifiquemos nuestras leyes, nisiquiera exhortan a las autoridades haitianas a que cumplan con su deber y nacionalicen y acojan a todos sus apátridas. Las autoridades haitianas dicen abiertamente que los dominicanos estamos obligados a acoger y atender a sus inmigrantes ilegales en nuestros hospitales, con el dinero del pueblo dominicano.
Vamos de cabeza a repetir la misma historia con los haitianos y al igual que en 1822 sus armas son las manipulaciones, los chantajes, solo que ahora se suman los motivos desconocidos por el pueblo dominicano con los cuales la comunidad internacional extorsiona a nuestras autoridades para que tomen la actitud complaciente y abierta que han tomado frente a la invasión haitiana. Si las extorsionan compatriotas porque a ojos del derecho, ninguna fuente obliga a RD a asumir la posición de autodestrucción que oficialmente se ha tomado. En 1822, según las fuentes históricas las autoridades dominicanas justificaron su actitud con la gran crisis económica que vivía la sociedad dominicana y porque estábamos en una obvia desventaja frente a Haití, que desde que se independizo planeaba ocupar toda la isla. Las autoridades dominicanas en 1822 fueron engañadas por Haití, afirma textualmente el autor: ´´Al encontrarse con la nueva situación el coronel Fremont, jefe de la misión haitiana, se puso en contacto con Núñez de Cáceres, a quien aparentemente hizo creer que Boyer apoyaría el nuevo gobierno incorporado a la Gran Colombia. Boyer mientras Fremont regresaba a Santo Domingo, preparaba la opinión publica haitiana a través del Senado para justificar una movilización del ejercito hacia la parte Este. ´´
Así en aquella época nos fueron invadiendo poco a poco, por provincias, tal cual como vemos ahora secciones, parajes, barrios, provincias y municipios que ya fueron tomados por los haitianos, así afirma el autor ´´Las gestiones del partido pro-haitiano durante diciembre de 1821 solamente pudieron pronunciar en favor de la unificación con Haití los poblados de Santiago y Puerto Plata, pero en el curso de enero de 1822 lograron obtener la solidaridad de alguna gente de Cotuí, La Vega, Macorís, Azua, San Juan y Neiba.´´ En la actualidad talvez no proclaman con palabras lugares de RD como unificados con Haití, pero si lo hacen con hechos, lo vimos en zonas turísticas como Bávaro donde se adueñaron del lugar instalaron comercios, arrabalizaron la zona, ahuyentaron a los turistas y se niegan a irse cuando las autoridades dominicanas se los exigen. También cuando recientemente destruyeron los límites fronterizos de Dajabón, se escondieron en la frontera y se negaban a detenerse cuando las autoridades dominicanas se los exigen, queman nuestra bandera, ocupan lugares y se niegan a cumplir las ordenes de nuestras autoridades, defecan en los parques históricos de RD, se burlan de las autoridades fronterizas dominicanas bañándose en el rio que supuestamente divide la frontera y cuando los van a detener amenazan a los guardias y militares. Todos estos actos además de configurar un desacato, un salvajismo e irracionalidad mas primitivos que los actos de los hombres que existían en el periodo Paleolítico, indican actos de dominio, de posesión en el mas amplio sentido de sentirse dueños de algo.

No olvidemos los actos de violencia que cometen en nuestro País, hacendados asesinados a machetazos, cuyos cuerpos luego fueron desmembrados, niños y adultos mutilados, militares y soldados asesinados a tiros, falsificación de documentos, bosques quemados, arboles talados, todos estos impunes, porque las autoridades dominicanas prefieren castigar a un dominicano que a un haitiano. Los haitianos ahora no han proclamado la unificación de algunos territorios y/o de la isla a Haití, ellos simplemente la demuestran, se comportan como dueños y señores de RD.

Las autoridades haitianas actualmente no nos someten abiertamente, sino que simplemente se niegan a cumplir sus deberes de estado frente a los haitianos para que la comunidad internacional obligue al pueblo dominicano a cargar con ellas, esta vez no nos unifican bajo el nombre de la Republica de Haití como en 1822, que declararon como idioma oficial el suyo y como la moneda oficial de la Republica la suya, sino que ahora se invierten los papeles nos están unificando bajo el nombre de Republica Dominicana, su moneda y forma de gobierno, bajo la estrategia de suplantar a los dominicanos chantajeando a la comunidad internacional para que presione a RD y así terminemos nacionalizando a todos sus apátridas como dominicanos, para que abramos la frontera y terminen de cruzar todos los que quieran y seguir pariendo apátridas en RD, así ya no necesitan imponernos su cultura, su idioma y religión como en 1822 porque desde que se llamen ´´dominicanos´´ a personas que no hablan español sino creole, personas que no practican el Cristianismo sino el vudú, o personas que en vez de bailar merengue realicen danzas dedicadas a ritos extraños como las que un grupo de haitianos practicaron el pasado 27 de febrero, ya se habrá cumplido su objetivo, se habrá completado la invasión no solo al territorio, sino la usurpación de la identidad cultural dominicana.
Engaños y manipulaciones propiciaron la invasión haitiana de 1822, esa es la verdadera historia, la que estamos repitiendo ahora, mientras un grupo de malos dominicanos e idiotas dicen que no hay invasión y que hablar de invasión es una alarma innecesaria, veamos lo que nos dice textualmente el autor sobre el contexto bajo el cual se fue produciendo la invasión haitiana de 1822:
´´El día 11 de enero Boyer tenia ya todos los hilos del movimiento en sus manos y escribió a Núñez de Cáceres una larga carta con el propósito de convencerlo de la imposibilidad de mantener dos gobiernos separados e independientes en la Isla y le anunciaba que: ´´como mis deberes están trazados, debo sostener a todos los ciudadanos de la republica los vecinos de Dajabón, Montecristi, Santiago, Puerto Plata, Las Caobas, las Matas, San Juan, Neyba, Azua, LaVega, &c. &c han recibido mis ordenes y las obedecen. Yo voy a hacer la visita de toda la parte del Este con fuerzas imponentes, no como conquistador (no quiera Dios que este titulo se acerque jamás a mi pensamiento) sino como pacificador y conciliador de todos los intereses en harmonía con las leyes del Estado. No espero encontrar, seguía diciendo Boyer a Núñez de Cáceres, por todas partes sino hermanos, amigos (e) hijos que abrazar. No hay obstáculo que sea capaz de detenerme…´´
Como pudimos ver cuando nos invadieron en 1822 eran mas amables que ahora, nos llamaban hermanos, amigos e hijos, hasta nos querían abrazar y se sentían con deberes para ´´salvar la republica´´, ahora nos agreden, vociferan el odio que nos tienen abiertamente, alegan con descaro que tienen derechos sobre RD, sin ser cierto (porque ya hemos comprobado que desde siempre nos han robado, si porque incluso la parte de la isla que tienen nos la robaron), en vez de querer ayudar a ´´salvar la republica´´, la destruyen, no nos piden, nos exigen como si fuesen nuestros acreedores, pero aun así hay payasos diciendo que no es una invasión, hay payasos burlándose de nosotros en nuestras caras diciendo que no hay invasión.
Les pido a los ciegos que creen que las invasiones no son pacificas y que lo que esta sucediendo ahora no es alarmante que pongan mucha atención al párrafo que voy a transcribir textualmente a continuación, por otro lado a los payasos y malos dominicanos que quieren manipular al pueblo dominicano diciendo que no hay peligro de invasión haitiana y las ONG´S inescrupulosas que están promoviendo el exterminio de la dominicanidad, no les invito a que lean lo que ya saben sino que simplemente se los restriego en la cara, les estrujo su mentira, para que su careta caiga ante todos por su propio peso:
´´Dejaron a Núñez de Cáceres con una única salida: aceptar por las buenas la entrada de las tropas de Boyer cuando la ocasión se presentar. El día 19 de enero escribió a Boyer diciéndole que había leído su mensaje a los jefes militares y a la municipalidad y que convinieron todos unánimemente en colocarse al amparo de las leyes de la Republica de Haití´´

La invasión haitiana de 1822 no se produjo de un golpe, ni sangrientamente como muchos alegan por conveniencia o por ignorancia, se produjo con maniobras fraudulentas, con chantajes y engaños que dejaron a las autoridades dominicanas del momento sin salida y vieron en la invasión la supervivencia de los dominicanos de la época, ahora esta pasando lo mismo no hacemos nada contra la evidente invasión, la permitimos, la propiciamos con silencio y omisiones, la única diferencia entre 1822 y el 2018, es que en la actualidad no se entienden, ni se justifican las razones por las cuales permitimos la invasión haitiana.
Ciertamente estamos repitiendo la historia dominicanos, pero espero que ahora nazca con más tiempo ´´La Trinitaria´´

Noticias Relacionadas

Las tecnologías al servicio del desarrollo humano integral

admin

Ley de partidos: un fraude legislativo

admin

Almagro vs Gallup ¿A quién le creemos?

admin

Deja un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.